Blog de sabersobresbs

La Fiscalía de la Corona publica una orientación sobre casos de Traumatismo Craneal No Accidental que impliquen a niños

06/01/2011


Una orientación actualizada para fiscales sobre cómo tratar con casos de Traumatismo Craneal No Accidental (TCNA) que impliquen a niños, antes conocidos como casos de “Síndrome del Bebé Sacudido”, ha sido publicada hoy por la Fiscalía de la Corona.

La orientación actualizada –la primera fue elaborada hace cinco años– da a los fiscales información sobre la postura adoptada por el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal Supremo en estos casos; cómo abordar decisiones de acusar y enjuiciar; cómo tratar con pruebas periciales y la presentación de los argumentos de la defensa.

La principal Asesora de Políticas Karen Squibb-Williams, de la Dirección de Estrategia y Políticas de la Fiscalía de la Corona, ha dicho: “Esta orientación actualizada explica qué evidencia necesitarán los fiscales para probar un caso de TCNA, a qué desafíos de la defensa puede que se enfrenten y cómo responder a ellos, y la importancia de cumplir con las Normas de Prodecidimiento Penal cuando se trate de pruebas periciales.

Existen casos complejos y delicados. Cuando se encuentren las tres lesiones intracraneales fundamentales para un caso de TCNA, el fiscal siempre considerará todas las circunstancias particulares y la evidencia de cada caso antes de llegar a una decisión. La orientación deja claro que es improbable que una acusación por homicidio o intento de asesinato o delito de agresión pueda justificarse cuando la única evidencia disponible es la tríada de lesiones.

“Desde que la orientación de la Fiscalía de la Corona sobre el Enfoque de la Acusación para Casos de Síndrome de Bebé Sacudido fue publicada inicialmente en febrero del 2016, ha habido numerosos casos ante el Tribunal de Apelaciones y la orientación actualizada resume la jurisprudencia pertinente que los fiscales deben considerar.

“La orientación actualizada deja claro que los fiscales deben seguir oponiéndose a los desafíos de la defensa a la teoría establecida de que se diagnostiquen generalmente casos de TCNA en niños cuando se haya usado fuerza suficiente para producir una combinación de las tres lesiones craneales internas, conocidas como la “tríada de lesiones intracraneales”. Para demostrar un caso de TCNA necesitará generalmente la tríada de lesiones más pruebas que lo apoyen.”

La señora Squibb-Williams ha dicho que las tres lesiones fundamentales para el diagnóstico de que ha existido un traumatismo craneal no accidental en un niño son:

* Hemorragias retinianas (derrame en el revestimiento de los ojos);

* Hemorragias subdurales (derrame bajo la menbrana dural del cerebro);

* Encefalopatía (daño al cerebro afectando sus funciones);

Esto ha sido cuestionado por peritos de la defensa, ha dicho Squibb-Williams.

Según ella: “La teoría, conocida como la hipótesis unificada, que utilizan los peritos de la defensa para cuestionar la tríada, es que las tres lesiones pueden ser explicadas por falta de oxígeno, infección o presión intracraneal elevada.

“Puede que los peritos de la defensa también afirmen que las lesiones podrían estar causadas por una caída accidental de corta distancia, o en los muy pequeños, como resultado de una lesión durante el parto.

“Es importante para los fiscales saber que el Tribunal de Apelaciones no respalda la teoría que cuestiona la tríada y la ha rechazado hace sólo unos meses en julio de 2010, cuando consideró tres apelaciones asociadas que están incluidas en la jurisprudencia pertinente en la orientación.

“Cada caso tendrá sus propios datos individuales y se considerará muy cuidadosamente decidir si hay evidencia suficiente para una perspectiva realista de condena, y considerar entonces si es de interés público incoar un juicio.”

Un abanico de veteranos patólogos, peritos médicos pediatras, investigadores, representantes del mundo académico y organismos profesionales ha participado en la actualización de la orientación. La señora Squibb-Williams ha dicho: “Este grupo ha proporcionado una valiosa comprensión de la compleja variedad de temas médicos y términos científicos implicados en estos casos, y me gustaría darles las gracias por su participación en la elaboración de esta orientación actualizada.”


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: